Con el fin de evitar daños como la oxidación que alteran los racimos de las uvas y que posteriormente influye negativamente en el mosto resultante, es aconsejable realizar la vendimia cuando las temperaturas son bajas.

Por este motivo cada vez es mas frecuente realizar las vendimias de noche.

Share