Cuando hablamos de un vino crudo, nos referimos a un vino que aún es muy joven, verde e incluso con cierto sabor a levadura, aunque ello no supone una nota perdurable y negativa.

Share